acerca de las anualidades
anualidades vs. cd bancarios
acerca del seguro de vida
acerca del seguro de enfermedad crítica
acerca de los fondos de inversion
tabla de comparación de productos
calculadoras financieras
historias de la vida real
información gratis

Historias de la vida real

Las historias de la vida real son relatos personales de nuestros agentes de seguro de vida acerca de cómo nuestros productos han logrado un impacto y marcado la diferencia en las vidas de nuestros clientes. Haga clic en el título de una de las historias a continuación para saber cómo el seguro de vida y de enfermedad crítica pueden ayudarlo a proteger la seguridad financiera de su familia y darle una mayor tranquilidad.

Cuando la enfermedad critica ataca

La agente de seguros de vida Nancy Allen de Fort Lauderdale, Florida, se reúne con una cliente y su esposo cada año con motivo de una reunión de asesoría. Mientras revisaban la cobertura y el estado financiero, Nancy se dio cuenta de que eran buenos candidatos para el seguro de enfermedad crítica. Este matrimonio demostró un interés en los beneficios del plan y, posteriormente, adquirieron una póliza.

Poco tiempo después, Nancy se enteró de que su cliente se había enfermado de gravedad y de que ella deseaba presentar un reclamo ante su póliza de seguro contra el cáncer. Una enfermedad crítica como el cáncer puede atacar de forma inesperada y sin previo aviso. Por fortuna, este cliente tenía un buen seguro médico. Por lo tanto, entre eso y el plan contra el cáncer, todos los gastos médicos se cubrieron. No obstante, la verdadera satisfacción para Nancy era recordarle a su cliente de que ella también estaba cubierta con el plan de seguro de enfermedad crítica. Como consecuencia, la clienta recibió un cheque por $25,000 y pudo utilizarlo para tomarse un tiempo libre mientras se recuperaba de su devastadora enfermedad.

Números de serie de la póliza: 0107-80, 0107-80-U, 0107-81, 0107-81-U, ID - 0107-80 ID, 0107-80-U ID, 0107-81 ID, 0107-81-U ID.

[ arriba ]

Un agente de seguros y amigo de confianza

El impacto repentino de una enfermedad crítica puede destruir una vida alegre y afortunada y encontrarlo indefenso. Incluso, el costo representa más dolor en el bienestar financiero de la familia. Por lo general, sólo después de que ha transcurrido tiempo para recuperarse es que usted puede verdaderamente enfrentar la dura situación y, con el tiempo, superarlo. Sin embargo, sólo hay una cosa que marca la diferencia en estos tiempos difíciles: el seguro de vida.

Una pareja felizmente casada luchó durante meses para entender por qué el esposo, quien siempre había disfrutado de una salud ejemplar, experimentaba un cansancio que iba en aumento. Eventualmente, se le diagnosticó cáncer y falleció poco tiempo después dejando atrás a su esposa y a su hija de 19 años.

A pesar de que seis meses habían transcurrido desde el fallecimiento de su esposo, la esposa aún pensaba de lo afortunada que había sido al tener una amiga como la agente Kenny Beecroft de Orlando, Florida. Si bien es cierto, él fue el representante de seguros de la familia durante un tiempo, también había sido para ellos mucho más que eso. Se había convertido, en el transcurso de los años, en un amigo en quien podían confiar.

Mientras se sentaba, recordó cuando adquirieron la póliza temporal por $200,000, siendo aún una joven pareja. Recordó cómo Kenny la animaba a actualizar la póliza cuando él los visitaba. Hoy en día, ella está agradecida por la constante insistencia que fue lo que los condujo a actualizar su póliza anterior a la póliza de vida permanente por $300,000.

Ahora que ella y su hija se encuentran solas, se da cuenta de la importancia que tiene la póliza actualizada ya que las permitirá conservar el estilo de vida que llevaban.

[ arriba ]

Una rápida evaluación de riesgos rinde sus frutos

En su calidad de agente de seguros de vida, Priscilla Freeman-Chambers de Houston, Texas es conocedora de la importancia de ser rápida y eficaz al brindar el mejor servicio a sus clientes. Ella experimentó esto de primera mano cuando registró a una pareja con la póliza Economía por $25,000 con una cláusula adicional por muerte accidental cuando tenían escasos 30 años. La familia vivía en Houston con tres niños menores de 10 años. La pareja giró un cheque por la prima del primer mes, $30, y Priscilla les entregó un recibo vinculante. Priscilla envió esta solicitud. Estaba contenta de haber podido ayudar a sus clientes a comenzar a construir recursos con los que pudieran contar cuando les hicieran falta.

En menos de cinco días, Priscilla recibió una llamada en la que se le informaba de un incendio en la vivienda de la pareja. Cuando la esposa de la pareja llamó para brindar más detalles del accidente, Priscilla estaba muy sorprendida. Aparentemente, un vecino se había quedado dormido con un cigarro encendido y esto sería la causa del fuego. A pesar de que los clientes no sufrieron daños, el padre, en medio de la confusión, pensó que uno de sus hijos permanecía atrapado dentro de la vivienda. Cuando regresó al departamento, el monóxido de carbono lo venció y pereció en las llamas.

Priscilla recuerda que, al comienzo, la esposa sobreviviente expresó preocupación por si no se reconocía la solicitud. No obstante, Priscilla ahora se da cuenta del valor que tiene su reputación como agente así como la reputación de The Western and Southern Life Insurance Company cuando reconocieron la solicitud y apoyaron a esta familia cuando lo necesitaba.

Números de serie de la póliza - 0010-100-R, 0010-100-U R,TX - 0010-100 TX R, 0010-100-U TX R, ID - 0010-100 ID R

Números de serie de la cláusula adicional - 9401-540, 9401-581-U, 0010-602, 0010-610, 0010-620, 9401-670, 9401-671, 0010-675, 9401-700, 8101-730

[ arriba ]

Una cobertura inmediata ayuda al cuidado de un hijo

Jenna jamás hubiera pensando que cuando se casó con el hombre de su vida, la vida le daría tantas vueltas. Con 20 años de edad, felizmente casada y madre de una hermosa niña, Jenna había planeado un gran futuro para su hija. Uno podía imaginar su tristeza cuando su esposo la abandonó, especialmente cuando ella abandona sus estudios universitarios temporalmente para casarse. Sola y con una niña de la que hacerse cargo, se empleó en una distribuidora de automóviles de su ciudad. Por suerte, pudo mudarse a la casa de su madre de 45 años.

A pesar de que se sentía bien trabajando, el empleo no le ofrecía un seguro médico. Pero, como todos, Jenna sabía que necesitaba ese seguro para su familia. No obstante, le preocupaba cómo obtendría el dinero para la cobertura.

Con mucho estrés por sobrevivir, recordó una conversación teléfonica que había sostenido con George Johnson, un representante de seguros en Burlington, Carolina del Norte. Después de conversar con él, ella y su madre acordaron en reunirse con él para conversar de su situación. En esa reunión, George le preguntó, “Si algo te sucediera, ¿quién cuidaría a tu hijo?” Hubo un silencio por un momento mientras él volteaba a ver a la abuela y le preguntó “Se sentiría cómoda, desde el punto de vista financiero, educando a su nieta?” Con dudas, admitió “Sería difícil”. Jenna aún deseaba pensar las cosas un poco más.

Minutos después, George conducía a casa y decidió en un segundo tratar de convencer a Jenna una vez más. George le explicó a Jenna la necesidad de tener un seguro y la animó diciéndole que si giraba un cheque con la prima, él le daría un recibo vinculante y ella recibiría una cobertura inmediata. Después de conversar, George registró a Jenna con una póliza de Vida universal por $50,000.

Por desgracia, después de una semana de girar el cheque por la prima, Jenna falleció en un accidente automovilístico mientras conducía un auto que había pedido prestado a la distribuidora.

Él aún recuerda la gratitud sincera en el rostro de la abuela mientras lo abrazaba. Aún más impresionante para George fue la imagen de la pequeña mientras se tambaleaba en la escena, lo que mostraba realmente cómo el seguro de vida marcaba una diferencia en tiempos difíciles.

"Llevaba sólo unos años de trabajo en ese campo, George recuerda “cuando recuerdo mis 24 años como agente, nunca creí en el seguro de vida tanto como en ese momento y eso sucedió hace casi 19 años.”

[ arriba ]

Aliviando la carga para una pareja con dolor

A recomendación de un cliente, el agente Mike Acevedo de San Diego, California, conoció a una mujer de 32 años y a su esposo quienes se llenaban de alegría por el nacimiento de sus pequeños recién nacidos. La pareja ya tenía otros tres hijos a su cargo.

Mike tenía una cobertura por escrito para la abuela y la madre de esta señora, quienes lo habían recomendado. Con esta confianza bien establecida, había diseñado un plan y registró a estos padres con una póliza de vida permanente por $35,000, además de una cláusula adicional temporal por $10,000 para cada uno de los cinco niños. La pareja efectuó el primer pago de la prima en ese mismo momento y Mike les entregó el recibo vinculante para sellar el trato

Al compartir esta historia nuevamente, Mike recuerda la aparentemente buena salud que los bebés mostraban. Aproximadamente una semana después, él recibió una llamada a su teléfono móvil mientras acampaba en las montañas. Los médicos aún investigaban la causa de la muerte, pero uno de los gemelos había fallecido sin motivo alguno.

El trauma emocional de perder a un hijo es algo que no se puede medir. Para esta joven madre, el estrés adicional de intentar conseguir más dinero para pagar el funeral y otros gastos la dejaron con pocas opciones más que vender el auto de la familia.

Cuando Mike revisó el estado de la solicitud, el proceso de evaluación de riesgo no estaba completo, pero como él les había entregado un recibo vinculante, se presentó un reclamo. A pesar de que tomó algo de tiempo, la causa de muerte se determinó como Síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés). The Western and Southern Life Insurance Company pagó el reclamo y Mike entregó el cheque a la agradecida familia.

“Al girarle a la compañía un cheque el día de hoy, siempre y cuando toda la información que se me ha suministrado sea correcta, tendrá cobertura total cuando salga por esa puerta". Mike ha pronunciado esta frase muchas veces, pero ahora él sabe por experiencia propia que es verdad y, además, marcó una gran diferencia para esta familia que sentía la pérdida de su pequeño.

[ arriba ]

¿Tiene alguna duda o pregunta acerca de nuestros productos y servicios?

LOCALICE UNA OFICINA/AGENTE en su área.